fbpx
CompeticiónFederación

DOS CÁNTABRAS SELECCIONADAS POR LA ISA

Marta Ruiz y María Isla tomarán parte en el ISA Women’s Judging Program.

Con el objetivo global de promover la igualdad de género en el surf, la International Surfing Association (ISA) lanzó recientemente su Women’s Judging Program, un programa específico de juzgamiento dirigido a mujeres con la finalidad general de promocionar y desarrollar la labor de los jueces en todo el mundo, promover la igualdad de género en la profesión e incluir más mujeres calificadas en los paneles de jueces para los Campeonatos Mundiales de la ISA.

De entre las casi 150 candidatas seleccionadas, destacan los nombres de dos surfistas cántabras: María Isla y Marta Ruiz.

María es graduada en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y trabaja como entrenadora personal. Lleva más de una década surfeando, aunque sin experiencia previa en el juzgamiento.

Es todo un lujo poder participar en este programa.

María Isla

Habitual del panel de jueces de la Federación Cántabra, Marta lleva más de 15 años surfeando y compartiendo su pasión impartiendo clases en diferentes escuelas de surf de la región. Hemos charlado con Marta para conocer más acerca de su participación experta como representante femenina del panel de jueces cántabro.

Enhorabuena, Marta. Estarás contenta de que la ISA te haya aceptado en el Women’s Judging Program, ¿no?

Sí, la verdad es que estoy muy contenta de poder disfrutar de esta gran oportunidad y del respaldo que he recibido tanto de la Federación Cántabra de Surf como de la Española por parte de los directores técnicos de competición de cada una de ellas: Pedro Gutiérrez y Toni Obenza.

Actualmente, cuento con el nivel 2 de juez ISA. Estoy muy orgullosa de poder participar en esta iniciativa que ha promovido la ISA para fomentar el número de chicas en el panel. Creo que no hay que desaprovecharla. Sin duda, hay que apoyarla y estar presente.

¿Cuántos años llevas surfeando? ¿Y cuántos judgando?

Empecé a surfear en el verano del 2004 en Liencres y a juzgar hace unos 8 años.

¿Cómo empezaste a juzgar en campeonatos? ¿Cuál es tu historia como juez?

Mi primera toma de contacto fue participando en un curso de jueces impartido por Borja Echeverría a través de la Federación Cántabra de Surf. Una vez finalizado había que hacer prácticas en un campeonato para obtener el título y esa fue la primera vez que me senté en un panel.

Siempre me he sentido muy apoyada por todos los que formaban y forman parte de los campeonatos. Nunca olvidaré los primeros en los que Juanjo Terán, Albert Alba, Ricardo Bilbao, Bufo Llano y Tamara Curado me animaban… ¡Me hacían sentir como en casa!

Más adelante, en el curso de TD2, la asignatura de Técnica y Táctica impartida por Ricardo Bilbao, también me hizo aprender muchísimo. En él, se ofrecían a las dos mejores notas una beca para formar parte de la Tecnificación de la Federación. Esa fue sin duda una gran experiencia, trabajando con jóvenes deportistas que ahora, aunque siguen siendo jóvenes, ya vuelan… ¡y nunca mejor dicho!

Tengo que agradecer mucho a la federación regional que apostó por mí y me dio la oportunidad de formar parte de importantes eventos, en los que he podido llevar a la práctica todo lo aprendido.

¿Qué es lo que más te gusta de juzgar? ¿Qué es lo más complicado?

La parte más bonita del juzgamiento para mí es ser capaz de analizar las maniobras en base al criterio de puntuación, situarlas en su escala y comparar unas con otras.

 ¿Lo más complicado? Quizás al inicio de mi participación, en los primeros campeonatos, ser capaz de recordar todas las olas para hacer buenas comparaciones y analizar dos olas al mismo tiempo.

¿Cuántas competiciones has podido juzgar y de qué tipo (regionales, nacionales, internacionales)?

 El número de campeonatos no lo sé exactamente pero, a nivel regional, creo que he faltado a muy pocos en los últimos años: circuito regional, campeonato regional, La Invernal de Laredo, Liga Cántabra de Surf… A nivel nacional, desde hace unos 5 años, formo parte del panel del Campeonato de España que se disputa en Galicia a nivel individual y autonómico.

Recuerdo con cariño muchos eventos: El Quiksilver King Of The Groms, los Rip Curl GromsSearch… También he tenido la oportunidad de juzgar campeonatos de olas grandes como La Vaca Gigante o el Rip Curl Santa Marina Challenge.

¿Te gusta más surfear o juzgar?

Pues, aunque parezca un poco raro, me costaría decidir. Disfruto mucho en el agua con amig@s, pero me encanta analizar cada ola de una competición. De hecho, en los campeonatos que son varios días, rara vez los jueces podemos surfear, y os puedo asegurar que no me suele importar mucho. Te metes en el papel, modo juez, y sólo ves olas, colores, notas, situaciones de prioridad (risas)…

¿Hay muchas chicas juzgando campeonatos? ¿Animarías a más chicas a hacerlo?

En Cantabria, cuando yo empecé estaba sólo Tamara (Curado), que fue un gran apoyo. Ahora comparto panel con Raquel Esteban y, muchas veces, somos el mismo número de chicas que de chicos. Eso está muy bien. En el campeonato de España está María Lafuente, que también ha conseguido una plaza en el Women’s Judging Program. No sé si hay alguna más, pero estoy segura de que alguna más hay porque hay mucho nivel de jueces en España.

¡Claro que animo a las chicas a juzgar! Igual que se ha incrementado el número de participantes femeninas en los campeonatos y el nivel femenino, cada vez hay más chicas que forman parte de los paneles ¡y eso está genial!

¿En qué punto está el surfing femenino? ¿Y el deporte femenino en general?

Gracias a las distintas iniciativas como la reciente equidad en premios de la WSL, creo que cada vez el surfing  es más igualitario, aunque queda camino por recorrer. El surfing femenino es muy potente a nivel mundial y eso motiva mucho a las nuevas generaciones. Lo están dando todo porque “ven que pueden llegar”, tienen referentes reales.

¿Qué opinas de las piscinas de olas? ¿Será más fácil juzgar ahí o en el mar?

Creo que las piscinas de olas van a potenciar mucho el trabajo técnico y, como consecuencia, el nivel incrementará. Desaparecerá el factor suerte o la habilidad de escoger una buena ola en el mar.  A la hora de juzgar, habrá ocasiones en las que existan olas con las mismas maniobras, la clave estará en diferenciar y encajar cada una en su escala.

¿Qué esperas que te aporte entrar en el ISA Women’s Judging Program?

Nuevos conocimientos, sobre todo. ¡Nunca se acaba de aprender! Trataré de ser una esponja y retener la máxima información posible. Supondrá un paso más en algo que me encanta hacer, con lo que disfruto mucho y que forma parte de mi vida. ¡Somos 130 participantes de todo el mundo y estoy muy feliz de estar en este ISA Women’s Judging Program!

Te lo has ganado, Marta. ¡Mucha suerte!

 >> >  Más información sobre el Women’s Judging Program en www.isasurf.org